Seminario Reeducación Escritural y Grafoterapia

psico

Este sábado 14 de octubre a las 12:00hs en H. Yrigoyen 1653 3 piso

A cargo del Grafoanalista Octavio Tenenbaum (Presidente del Colegio de Grafólogos de Buenos Aires)

GRAFOTERAPIA – Reeducación por la escritura

Es el tratamiento de la digrafía en base a ejercicios bien dirigidos y metódicamente disciplinados, que persigue crear nuevos hábitos de
Escritura en el orden técnico de la misma, pero al mismo tiempo intenta penetrar en la causa de orden psíquico de la digrafía y crear el equilibrio neurofísico que necesita para superar las conductas inadecuadas.
El Curso es teórico y práctico, el alumno debe aprender a hacer los ejercicios, cada ejercicio cumple un objetivo, y debe corregirse con precisión, aplicando el ritmo. Los primeros pasos deben ser para darle mayor seguridad, mayor concentración.

https://www.facebook.com/events/1175967795867473

Arancel: $500


Te esperamos

Anuncios

Los Mandalas y la Grafoterapia

Pintar mandalas y grafoterapia. La grafoterapia actualmente llamada re-educación gráfica es una rama de la grafología cuya finalidad es modificar el gesto gráfico en forma consciente con el fin de lograr cambios inconscientes en la personalidad para mejorar diversas dificultades.

Es una herramienta complementaria de otras disciplinas como la psicología. Se fundamenta en la ejecución racional de movimientos universales que se incorporan con la reiteración de ejercicios gráficos.

mandala

Sigue leyendo

Garabatos y abuso

Los expertos tachan de falso mito que los abusos sexuales cercanos se identifiquen con facilidad

ESTEBAN ORDÓÑEZ/HOPPES Nº9

En el despacho de la terapeuta una mujer, consternada y frustrada, se tantea la frente, agacha los ojos, niega con la cabeza intentando borrar el tiempo, como si pasara hojas al revés, “que no puede ser, que una madre lo sabe”. Pilar, habituada con el tiempo a estas situaciones, coloca una hoja impresa rozando la nariz de su interlocutora: “Léela, dime qué pone”. La Presidenta de la asociación de mujeres víctimas de violación AMUVI, Pilar Sepúlveda, asegura que “la víctima guarda silencio y el agresor incluso puede convivir con ella; las cosas tan cercanas son difíciles de ver”. Y en un folio como ese es donde a veces se descubre lo impensable, cuando la niña pinta un garabato de socorro.

garabato2 Sigue leyendo

Como detectar Bullying en la escritura

¿Cómo detectar el bullying, siendo uno de sus grandes problemas la falta de denuncia y el pacto de silencio que se forma en las escuelas?

Una de las pistas puede estar en los grafismos infantiles. Aquí una experta en grafoterapia y grafología nos explica un caso de bullying y cómo se refleja su evolución en la escritura de un niño de 14 años.

bullying1

Sigue leyendo

ESCRIBIR EN LETRA IMPRENTA

La letra imprenta no es una letra natural, sino que es  mas artificial, adquirida quizás por la profesión o  por el deseo de ser mejor entendido.

Es cada vez mas utilizado en el sistema educativo porque se supone  que se aprende más fácilmente que la cursiva, aunque la realidad no es esta.

Muchos eligen la imprenta porque consideran que la escritura cursiva es imperfecta y prefieren  brindar la mejor apariencia y claridad.

Nota para los que aun no saben como escribir la letra imprenta.
Como descubrí que muchos jóvenes  se preguntan aún cual es la letra imprenta o de molde? especialmente cuando se lo solicitan en un formulario y la respuesta si es que eres uno de ellos,  la letra de esta nota es imprenta, todas las que existen en los libros, internet, periodicos,etc.  Y aqui les dejo un modelo de alfabeto en imprenta con mayúsculas y minúsculas para practicar.
La diferencia principal con la cursiva es que todas se escriben por separado.

Interpretación psicológica  de la letra imprenta:
Las personas que optaron por escribir con letra imprenta  son personas que se manejan mayormente con la razón y menos con los sentimientos, pues no permiten que las emociones afloren espontáneamente, es como una defensa, en cierta forma es un gesto de reserva.

Quieren tener todo bajo control para evitar imprevistos y se preocupan mas por la forma que por el fondo de las cuestiones.

Como todo rasgo en grafología tiene su interpretación positiva y negativa. Y en caso que el escrito sea predominantemente positivo en sus trazos,  refleja un buen nivel cultural , evolución y buen sentido estético.

Pero también se considera como una forma de ocultar su verdadera personalidad. Es un modo de camuflar sus defectos mostrando lo mejor de sí mismo, aunque no parezca tan leal y sincero, es decir  simula una pose o exhibe méritos que no posee.

Si se escribe todo en mayúscula imprenta,  son personas individualistas que buscan afirmarse en el medio con una manera particular de ver las cosas.

Les gusta ser líderes y con otros trazos que confirmen poseen una inteligencia por lo general alta.

Son selectivos, planifican , organizan todo y al ser esquemáticos quieren anticipar sus acciones.

Pero como  aspecto negativo, les cuesta escuchar, ponerse en el lugar del otro y además por su afán de dominio los ubica en una posición de baja adaptabilidad y flexibilidad.

Es posible que detrás de esta imagen o máscara de fuerza, haya un ser débil y con sentimientos de inferioridad, pero todo esto se confirma en un análisis completo del escrito.

analizatuletra.blogspot.com.ar

TÉCNICAS DE INTERVENCIÓN DINÁMICA Y ARTE EN PACIENTES CON PSICOPATOLOGÍA SEVERA

por Emilia Pérez La Rotta

“Esta investigación presenta la mirada psicoanalítica respecto a la psicoterapia que utiliza el arte como facilitador del proceso psicoterapéutico. Este tipo de intervención psicológica ha sido beneficiosa y curativa en el tratamiento de diferentes psicopatologías, pues permite la recuperación de diferentes funciones neuropsicológicas que están disminuidas y bloqueadas. De la misma forma facilita y enriquece el proceso psicoterapéutico.
Sigue leyendo

Grafoterapia – Reeducación gráfica de la escritura

Reeducación gráfica de la escritura

El proceso escritural se inicia en el cerebro, siendo la mano, mediante el útil escritural, la ejecutora de las órdenes que éste nos transmite, plasmándola en el papel. Por lo tanto, toda la información radica allí. Mediante la Grafoterapia, se trata de actuar de manera inversa, de tal modo que modificando el trazo escritural, actuamos sobre los mecanismos cerebrales, modificando a la vez nuestras costumbres, hasta convertirlas en un hábito, y cambiando la información en nuestra mente. Este sería, de forma básica y general el funcionamiento.

El individuo cuando escribe, transforma, y en cada trazo que acomete emplea una determinada cantidad de energía, que le permitirá plasmar en el papel lo que quiere. En consecuencia, tal y como se mueva el bolígrafo sobre el papel, así se moverá el individuo en su ambiente en la vida real. Mediante el análisis grafológico de la forma de escribir de la persona, sabremos exactamente la energía empleada por el individuo en su vivir.

Mediante el empleo de la Grafoterapia, basada en la Grafología Racional y descubierta por el grafólogo español Vicente Lledó Parres, tenemos los medios para poder medir dicha energía, que es verdaderamente la energía vital e inherente al individuo.

El campo de aplicación de la Grafoterapia es muy amplio, pudiendo aplicarse tanto en niños como en adultos y tratando tanto problemas de disgrafías, estrés, retraso escolar, ansiedad, problemas de conducta y carácter, etc. Siendo además una terapia que carece de efectos nocivos para la persona, pero siempre teniendo en cuenta que debe ser utilizada por alguien que conoce y utiliza de modo correcto la técnica grafoterapéutica.

 

Como funcionan las sesiones de Grafoterapia 

Las sesiones de Grafoterapia vienen a tener una duración de aproximadamente 1 hora cada una. En la primera sesión se le toma a la persona una muestra de su escritura, que será la muestra base que se utilizará para ir cambiando los trazos que sean susceptibles de modificación. Se le realiza un perfil de la personalidad que se desprende de su escritura y se le dan las pautas primordiales para comenzar la grafoterapia. Las sesiones, al principio se realizan una vez por semana, para luego ir distanciándolas en el tiempo (cada dos semanas, luego cada tres, una vez al mes, una cada dos meses, etc) según sea el progreso de la persona. Dichas sesiones sirven para corregir los ejercicios que la persona en cuestión debe ir realizando en su casa (esto es fundamental) e ir dándole nuevas pautas de evolución. La duración del proceso varía fundamentalmente según sea el progreso e interés que la persona ponga en el mismo; tiempo que le dedique al proceso en su casa, nivel de atención y cuidado que ponga en los ejercicios (lo que yo llamo nivel consciente del proceso), etc. Siendo distinto según la persona.

Los ejercicios son sencillos de realizar, pero requieren de la colaboración de la persona. A lo largo del proceso se le toman diversas muestras de escritura para ir viendo la evolución de su escritura, lo que provocará a su vez ciertos cambios en los hábitos comportamentales, desechando aquello que pueda resultar negativo y cambiándolo por otros trazos más positivos y saludables para la persona. La misión del grafoterapeuta es la de dirigir la evolución del proceso, por lo que se realiza un seguimiento individualizado.

Fuente: http://www.grafopec.com

Ejercicios de Grafoterapia

grafology

La grafoterapia consiste en el simple hecho de cambiar la manera de escribir. Con ejercicios grafoterapéuticos es posible generar, en el funcionamiento del cerebro, nuevos reflejos condicionados que actuarán sobre las glándulas endocrinas, las cuales producirán una nueva bioquímica capaz de regular el equilibrio del organismo.

Cuando nos dispongamos a hacer grafoterapia, lo primero que necesitamos es un escrito ejecutado por nuestra propia mano. Las características del mismo son:

1. Que tenga una extensión de por lo menos dos folios.

2. El escrito debe llevar, sobre todo, la fecha y, en algún sitio visible, la leyenda: “primer escrito libre”. Hay que pensar que el individuo va a cambiar su forma de escribir, pues esto es en realidad el objetivo de la grafoterapia. (Con esto tendremos una referencia del antes y después).

3. Este “primer escrito libre” va a ser un instrumento muy utilizado durante todo el proceso. De momento, se debe señalar sobre el todas aquellas anomalías gráficas que se hallen.

4. El primer escrito lo tiene que tener siempre delante mientras practica los ejercicios, pues, de esta manera, recordará siempre aquellos movimientos, gráficos que debe intentar cambiar y le facilitará la labor.

5. Cada diez o doce días hay que hacer otro escrito libre, similar al primero, el cual hay que procurar que esté ejecutado sin influencias grafoterapéuticas, es decir que este hecho con rapidez y espontaneidad.

Estos otros escritos libres se repetirán a lo largo de todo el proceso grafoterapéutico, cada diez o doce días, deben ser contrastados siempre con el primero, para ver hasta que punto han llegado a desaparecer las anomalías.

El material a utilizar debe ser un papel blanco que no tenga ningún tipo de cuadrícula ni pautas. Como útil para escribir se debe utilizar únicamente el bolígrafo de punta gruesa y hay que desechar lápices, rotuladores, plumas…

Los ejercicios hay que hacerlos despacio, poniendo mucha atención, así como siguiendo al máximo sus pequeñas instrucciones. Así, si hacemos conscientemente un acto con insistencia, éste pasará a formar parte de nuestro inconsciente o automatismos en general.

El tiempo que el paciente debe dedicar a hacer ejercicios debe ser como mínimo de media hora al día. En casos mas graves se puede aumentar a una o hasta dos horas. Preferiblemente en las primeras horas de la mañana y evitarlos después de las comidas.

Necesaria continuidad y asiduidad, se deben practicar a diario.

Una vez que el paciente haya recobrado su salud, los ejercicios acumulados durante el autotratamiento, así como los escritos libres y, sobre todo , el primer escrito, no se deben destruir, sino que deben conservarse, por si, en un futuro, el paciente notara en su escritura alguna tendencia a volver a las mismas anomalías gráficas que ya había corregido. No es necesario guardar la totalidad.

Sigue leyendo