LA AGRESIVIDAD EN EL PLANO GRÁFICO

agresividad

Agresividad:   según el diccionario de la lengua española, es la “tendencia a actuar, acometer o a responder violentamente”. Para la psicología, es la disposición a actuar contra otro. En el diccionario de psicoanálisis de Laplanche, encontramos lo siguiente: “es la tendencia o conjunto de tendencias que se actualizan en conductas reales o fantasmáticas, dirigidas a dañar a otro, a destruirlo, a contrariarlo, a humillarlo, etc.” Augusto Vels, en su Diccionario de grafología y términos psicológicos afines, nos dice que agresividad proviene de aggredire, que significa: asestar, golpear, atacar, sorprender, acosar. Sería entonces el “impulso de provocación o ataque, propio del individuo exageradamente ávido o activo”.

Se puede decir entonces, que la agresividad tiene dos aspectos: uno positivo y otro negativo.

El positivo, tiene que ver con la energía vital, el empuje, la iniciativa, actividad, audacia, combatividad, emprendimiento y perseveración en los esfuerzos, que hace que un individuo pueda superar pruebas o dificultades cotidianas; en definitiva, se relaciona con el instinto de supervivencia. Es el espíritu de lucha y la capacidad para enfrentarse con coraje a los peligros y obstáculos, reaccionar y defenderse. En el caso de sujetos con buen nivel de cultura y educación, la agresividad se manifiesta en ironía, espíritu crítico, sagacidad y agudeza.

El negativo, es el impulso de provocación o ataque, el instinto destructivo, que se puede dirigir hacia los demás o hacia sí mismo. En sujetos débiles y cobardes, que controlan y no manifiestan sus impulsos agresivos, estos mismos se pueden transformar en sentimientos de venganza y traición. Teniendo en cuenta estas consideraciones, veamos como se puede detectar la agresividad tanto en la escritura como en los dibujos.

En un escrito, encontraremos los siguientes rasgos:

  • rasgo básico anguloso
  • trazos acerados y lanzados
  • presión fuerte
  • tensión firme
  • golpe de sable
  • triángulos
  • terminación en maza
  • rúbrica angulosa
  • puntas en general

Ejemplo de agresividad en la escritura:
Esta es la firma de Heinrich Himmler (1900-1945) – Comandante en Jefe de las SS (organización del Tercer Reich) y Ministro del Interior y mano derecha de Adolf Hitler.

En los dibujos, vamos a encontrar las siguientes características: En general, en todos los dibujos:

  • trazos firmes y angulosos
  • trazos acerados
  • dimensión grande o muy grande que invade la hoja
  • presión fuerte
  • predominio del color rojo

En el dibujo del árbol específicamente:

  • copa del árbol en forma de triángulo o con puntas
  • ramas puntiagudas en forma de lanza
  • raíces terminadas en punta
En el dibujo de una persona específicamente:
  • persona con dientes destacados
  • manos en punta o dedos como palitos
  • pies o zapatos en punta
  • énfasis en las fosas nasales
  • nariz muy grande, marcada o angulosa
  • boca como línea recta y gruesa
  • ojos con mirada fija y penetrante
  • puños cerrados, dedos angulosos, puntiagudos
  • manos desproporcionadamente grandes o en forma de garra
  • énfasis en uñas
  • cejas gruesas
  • pies grandes, descalzos
  • mentón pronunciado

Por supuesto, como siempre reitero, debemos corroborar todos los rasgos grafológicos, tanto en la escritura como en los dibujos, ya que no se puede aseverar una característica psicológica por un solo signo.

Fuente: Graformar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s